Seguir el camino de los sueños, sin resistencia ni manipulación, lleva a lugares nuevos del paisaje interior.
Lugares amplios y desconocidos de uno mismo. Y de algo que trasciende el “uno mismo”.
Es una vía sorprendente, la de los sueños. Y sorprendentemente…. coherente, en la lógica y el dinamismo que les son propios.

 

“Tres pasiones, simples pero abrumadoramente fuertes, han gobernado mi vida: el anhelo de amor, la búsqueda del conocimiento y una insoportable piedad por el sufrimiento de la humanidad”.
(Bertrand Russell)

 

160x100cm

160x100cm

Anuncios